naturally

naturally

jueves, 12 de enero de 2017

Llámame otra vez

Te echo de menos
esto no va de copia y pega.

Deseo verte y tocarte,
acariciarte suave para que mis dedos no te olviden.

Agradecerte que has vuelto para estar conmigo
y que un beso te cubra sincero.

Quiero versionar tu alma,
para hacer de ella la canción más bonita del mundo.

Porque todo es mucho y poco es nada para ti.
Porque es tan fácil mirarte a los ojos y sentirte cerca.

Que una cálida sonrisa tuya
es mi mejor abrigo este invierno.
Que jamás se te olvide,
que siempre te echo de menos.

Te espero intranquila,
mientras la noche funesta acaricia mis lámparas.

No sé si me olvidas,
ni sé si me alejas.

Suave brisa, tierna y suave
me moja los labios, de agua y azufre.
Respira este viento mío,
tan mío como tuyo.

Sólo quedan un par de segundos para que me abandone,
para que sueñe y me aleje del momento en el que te veo.
Y es que allí a lo lejos, pareces más bello que nunca.

De repente, estoy lista, me abandono,
me pierdo en tus recuerdos,
me sumerjo entre tus sábanas,
y cuando resvala una gota de lluvia sobre mi cara,
me llamas otra vez.